Inicio - Historia

Matadero de Guijuelo INDUSTRIA CÁRNICA Y SU EVOLUCIÓN

En el año 1979, el matadero MAGUISA comienza a prestar servicio en Guijuelo (Salamanca) con el objetivo de prestar a las industrias un soporte del que hasta entonces carecía. En concreto, se integran servicios comunes como el sacrificio y el despiece de cerdo ibérico en exclusiva, dado que todos los socios eran y son industriales que se dedican a este sector.

Ya desde su nacimiento, proporcionaba un valor añadido enorme a cada cliente, por tener tecnologías de frío, procesos, y acceso a productos y subproductos que hasta entonces no podían comercializar: la unión hace la fuerza.

El ejemplo que sirve de exponente es la fundición de grasas que valoriza los subproductos del cerdo ibérico, con la transformación de los tocinos de esos cerdos ibéricos en grasa alimentaria de la más alta calidad mediante dicho proceso de fundición. Actualmente contamos para ello con una planta completamente en acero inoxidable que por sus características higiénicas y sanitarias, tecnológicas y por el hecho de estar junto a la sala de despiece y así el origen de la materia prima, hacen un producto único a nivel mundial.

Todas nuestras instalaciones, la cualificación y el compromiso de nuestro personal y la tecnología están no ya enfocadas a cumplir cualquiera de las normativas a nivel internacional, sino sobre todo las expectativas del cliente.

No sólo es el matadero especializado en cerdo ibérico con más solera, sino que también pretende estar en vanguardia en homologaciones sanitarias, eficiencia energética, riesgos laborales y cuestiones de bienestar animal, aplicando cada año mejoras de proceso en estos ámbitos.

Integramos en un solo centro de producción tanto el sacrificio,  despiece como fundición de grasas, lo que nos permite tener un control estricto de toda la cadena productiva

MAGUISA cuenta con tecnologías de última generación que le permiten en todo momento ser líder en competitividad y productividad en todos los mercados, así como facilitar una prestación de servicios inmejorable. La calidad es el referente de la empresa y toda la actividad se encamina a que ésta siempre sea superior.

De acuerdo con esta premisa, MAGUISA se ajusta perfectamente a las normas sanitarias de inocuidad en los alimentos y respeto medioambiental.

Nos preocupamos por el bienestar animal, por eso cumplimos los requisitos del Estándar Europeo de Calidad de Bienestar Animal y podemos garantizar el confort de los animales, desde la llegada a nuestras instalaciones hasta el momento del sacrificio.

Todo ello es posible gracias no solo al equipo humano que trabaja sin descanso para cumplir con la calidad a todos los niveles, sino a la tecnología punta de última generación que se utiliza.

Actualmente y gracias a las inversiones realizadas, MAGUISA sigue  a la cabeza del sector en términos de calidad, y con la perspectiva de nuevas mejoras que tratarán de satisfacer siempre cualquier requerimiento por parte de nuestros clientes.

MAGUISA está certificada en la norma ISO 9001:2008 y  trabajamos para obtener las certificaciones de seguridad alimentaria BRC, IFS, estando homologada para exportar a: Argentina, Brasil, Bosnia y Herzegovina, Canadá, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Marruecos, Cuba, Japón, Hong Kong, Filipinas, Ghana, Mauricio, Nueva Zelanda, Namibia, Líbano, Macedonia, Mongolia, Montenegro, Nueva Caledonia, Serbia, Perú, Tailandia, Turquía, Ucrania, Uruguay, México, Vietnam y República Dominicana.

Nuestra historiaMataderoCerdo bellotaMaguisa
Matadero Guijuelo S.A. - Calle Filiberto Villalobos, 2 - Apartado de correos 2 - 37770 Guijuelo. Salamanca
Teléfono. +34 923 580 154 / 923 580 327 - Fax. +34 923 581 776 - Email.